La “Deep Web”: Manéjese con cuidado.

El tema de la “Deep Web” no es nuevo, hay bastante información por el Internet y hasta un excelente libro que habla del tema. Sin embargo, existen también desconocimiento acerca de esta zona del Internet y los internautas debemos aprender acerca de qué hay allí. El “Deep Web” es un área del Internet que, según los expertos, comprende el 90% de la red, dejando un 10% a lo que se conoce como la “Surface Web” que es donde todos navegamos. Los buscadores como Google y Yahoo! trabajan en este 10% y aquí residen las redes sociales conocidas, como Facebook y Twitter. Las páginas que se encuentran en esta área son indexadas e identificadas por los buscadores, además de estar en formatos conocidos, como HTML. ¿Qué ocurre en el otro 90% y por qué no podemos acceder de igual forma? En esta otra zona hay páginas privadas, páginas en formatos diferentes que no son identificados por los buscadores, páginas protegidas por contraseñas o que están configuradas para evadir la indexación.  Otro detalle es que estas páginas utilizan el dominio .onion, en lugar de dominios de alto nivel, como .com, .edu, .net, etc. Este sistema diferente fue concebido hace años por la Marina de los EU como una red que garantizara el anonimato de los que navegaran en ella y a la vez brindar un entorno protegido para el almacenamiento y acceso a documentos sensitivos, así como la comunicación segura. La marina abandonó el proyecto, pero éste fue rescatado y mantenido por una organización sin fines de lucro que busca proveer un medio que garantice la privacidad mientras se navega en Internet. Como parte del proyecto se desarrolló Tor (“The Onion Router”), una aplicación gratuita que nos conecta de forma anónima a esta red utilizando enredadores de forma aleatoria (“onions”) que encriptan los datos y dificultan identificar la dirección IP del que navega utilizando Tor (Pero ojo, no hay garantía absoluta de anonimidad). ¿Qué podemos entonces encontrar en la “Deep Web” utilizando Tor? De todo, desde blogs de activistas políticos, hasta páginas de experimentos, bases de datos, bibliotecas en línea, hasta toda suerte de páginas de contenido cuestionable. Siendo un área que se navega de forma anónima y que carece de controles, se presta para ser usada para toda clase de actividades delictivas imaginables. Al que se aventure a navegar esas aguas virtuales se le recomienda usar Tor (preferiblemente en OS X o Linux), un VPN o TAILS (una distribución de Linux con Tor integrado y que puede ejecutarse desde una memoria USB sin dejar rastro). También se recomienda tener mucha precaución dónde se da click; las autoridades están atentas a quienes navegan el área en busca de material objetable o productos ilegales. Las páginas en su mayoría carecen de imágenes o multimedios como ocurre en el “Surface Web”, es como navegar el web en los 90’s, así que no son visualmente atractivas. La navegación usando Tor es más lenta como resultado de cómo éste funciona para proteger al usuario. Otra cosa, no se recomienda suscribirse a nada ni mucho menos descargar archivos por el peligro de que estén infectados con algún “malware”. Dicho esto, se puede navegar esta zona con las precauciones que se toman cuando se hace por el “Surface Web”, pero con más cautela y siempre mirando hacia dónde nos dirigimos para no girar a algún callejón virtual peligroso.

Proyecto Tor

TAILS

Libro recomendado: The Deep Dark Web: The Hidden World (Volume 1) por Richard Amores y Pierluigi Paganini

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: