“Hackeando” nuestro cuerpo.

Recuerdo los tiempos cuando en las revistas y cómics se publicaban anuncios prometiendo un cuerpo de fisiculturista sin hacer mayores esfuerzos. Hoy, siglo XXI, continúan los anuncios que prometen cambios radicales en nuestra imagen corporal con un esfuerzo mínimo. Otros garantizan milagros utilizando aparatos que parecen haber pertenecido a alguna película de ciencia ficción o a un calabozo de tortura medieval. Los más audaces anuncian pastillas, cremas, bebidas y otras cosas que parecen salidas del laboratorio del Dr. Jekyll con supuestos efectos instantáneos. Ya no se anuncian en cómics, ahora los vemos en TV y en Internet; tecnología desperdiciada prometiendo panaceas que, en lugar de ayudar, vacían el bolsillo y pueden conducir a lesiones. ¿Quieres hacerle un hack a tu cuerpo para mejorar tu salud e imagen? Pues las tecnologías que han demostrado funcionar siguen siendo el esfuerzo y sudor. Cualquier doctor, entrenador profesional o atleta serio te dirá que sin una rutina de ejercicios y una buena nutrición, lo demás son cuentos de camino. Para hacker nuestro cuerpo, lo primero que debemos hacer es visitar nuestro médico para que nos realice los exámenes de rigor y certifique que estamos aptos para realizar actividad física intensa. Una vez descartadas lesiones, condiciones de salud y otros riesgos, busca un gimnasio de buena reputación donde hayan entrenadores certificados que te guíen correctamente. Estos te recomendarán la rutina adecuada y el tiempo que debes dedicar en la semana. Es importante que no olvides la nutrición adecuada (aquí un experto en nutrición  puede ayudarte) y descansar lo suficiente para que el cuerpo se recupere y veas resultados (los músculos crecen mientras descansas, no mientras los ejercitas. El “pump” que sientes es la sangre llenando las venas de ese músculo). Establece metas realistas que incluyan un margen de tiempo y toma notas de tu progreso. El espejo y la ropa te dirán cómo vas (la balanza puede engañar, cuando aumentas masa muscular, subes de peso). No te metas en dietas extrañas y extremas que al final pueden afectar tu salud y estado emocional ni se te ocurra pensar que ejercitándote 7 días dos veces al día vas a acelerar los resultados. ¿Dudas? Consulta un profesional (Por cierto, Internet no es un profesional de la salud). Cualquier actividad física, por simple que sea, es buena, produce cambios y mejora tu salud física y mental. ¿Cuánto tiempo me tomará ver cambios? Semanas, meses, años, todo depende de variables que son diferentes para cada ser humano. Paciencia y perseverancia, dos características de un hacker que funcionan con el hardware y el software, funcionan con el cuerpo humano. A fin de cuentas, nuestro cuerpo se compone de sistemas dirigidos por un procesador que cargamos dentro de nuestro cráneo. Hardware y software.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: